http://espaciotiempoespecial.blogspot.com/.http://jesusgonzalezfotografo.blogspot.com/

Cargando...

sábado, 9 de octubre de 2010

IX - Guernica

“No creo que haya habido en la historia otro cuadro de mayor resonancia”. Juan Larrea.
 “El pintor ha puesto en él su verdad poética más pura, más cruelmente desnuda, descarnada, desenmascarada de las fogosas apariencias de sus otros lienzos”. José Bergamín [1]
Picasso no querría enfrentarse con la verdad del Guernica, tenía un gusto diabólico para los equívocos, en vista de de tantas interpretaciones sobre la obra que se estaban divulgando contribuía a fomentar la confusión,
"Picasso era un hombre-sorpresa, un hombre-enigma o, si se quiere, un hombre-candado. Lo que pensaba Picasso sólo lo sabía Picasso. Su subconsciencia moraba, eso sí, en la profundidad de buscar en el arte y más allá del arte. Cabe decir que Picasso nació ya vinculado a la historia del arte" [2]
"Un cuadro que nada tenía que ver en principio con lo ocurrido en Guernica. Las cosas hay que contarlas cómo ocurrieron.(...)

La composición es más completa de lo que da a entender el esquema elemental de las dos fracciones. Dentro de esa división sistemática, la composición obedece a una forma de pintar muy típica del Renacimiento italiano del siglo XVI. Las figuras se colocan en un triángulo o pirámide de luz, que compone y ajusta la escena. Es una forma de hacer muy característica de todos los pintores de la escuela florentina: Rafael, Leonardo da Vinci, Andrea del Sarto, Miguel Ángel.., y en general de todo el Renacimiento italiano. El cuadro está perfectamente compuesto. Se puede jugar con los personajes, que suben y bajan constantemente." (...) "Éste es "El Guernica".  ¿Cómo ver un cuadro? Un cuadro se ve primero de la forma más material. Porque un cuadro eso ante, todo un objeto, y un objeto, en pintura, consta de dos elementos: un soporte y una superficie. El soporte es un bastidor de madera y una tela. La superficie, una pintura plana en este caso. Al analizar un cuadro hemos de evitar alegorías y metáforas, e ir a su propia materialidad." (...) Por último habría que decir que está pintado al revés. De relacionar un dato con otro se desprende que, en este cuadro, Pablo Picasso demuestra realmente quien es. Yo no diré que Pablo Picasso sea el mejor pintor de nuestro tiempo, ni que ésta sea su obra más representativa, pero eso sí: estamos ante el cuadro que mejor le define. Las tintas planas son la que utiliza el grabador. Blancos, negros, y grises, son los colores que se utilizan para hacer grabados. Dibujar al revés es lo que el grabador hace para que, al imprimir, la traza quede derecho. El ojo humano está habituado a leer, escribiry dibujar de izquierda a derecha. Picasso ha dibujado el cuadro de derecha a izquierda, como una ola que se desplaza diagonalmente. [3] .

 
  

 En cierta ocasion grabo la figura de un picador,con la pica en la mano derecha, lo logico, el utilizaba el buril directamente sobre la plancha sin boceto previo, era tan magnifico dibujante que no utilizaba ese paso normal en otros grabadores. cuado estampo la plancha alguie le dijo que la pica estaba en la mano izquierda que habia cometido ese error. pero él dijo: le pondremos el picador zurdo. Se ve en la impresion que la firma esta al reves pero eso lo hacia nomalmente. 

Palabras de Picasso sobre el Guernica.

"Para contemplar el Guernica en su plenitud, es fundamental conocer bien el marco histórico y cultural en el que se inserta. Aunque esta idea no puede cegarnos y mucho menos debemos dejarnos engañar por la más simplista de todas las interpretaciones, la que se fundamenta en la temática.
Pues una obra de arte, en este caso un pintura, es considerada buena por el modo en que está resuelta, es decir, por el grado de maestría con que ha sido pintada. El tema es secundario y en muchos casos, no pasará de ser un mero pretexto, para que el pintor desarrolle su creatividad. Por tanto, debe quedar claro que no es posible tomar el tema como base de todo significado artístico, haciéndolo así solo podremos “entender” las obras cuyo tema esté dentro de nuestro bagaje cultural, lo cual es tristemente restrictivo.

Leonardo da Vinci. La Cena.

           Basta para demostrar estas palabras un simple ejemplo: tal vez, una de las obras más conocidas del arte occidental sea La Cena, de Leonardo da Vinci, trabajo que fue realizado por el genial pintor renacentista entre 1495 y 1497. La interpretación de esta obra parece única, pero no es así. Prescindiendo de todos los conocimientos sobre la religión católica, con una mirada limpia, se puede llegar a la conclusión que Leonardo ha pintado a un grupo de hippies o vagabundos, con melenas y barbas, que sentados en una larga mesa ya han terminado de comer y, por lo visto, deben haber bebido demasiado porque están discutiendo entre ellos, como se aprecia en sus gestos y muecas. Tal vez, el origen de esta pequeña trifulca resida en que no se ponen de acuerdo en quien va a pagar la comida, o tal vez, y esto parece aún más acertado, el personaje central acaba de anunciar que uno de los presentes no ha puesto su parte del dinero, lo que naturalmente ha originado el estupor general y ha creado un clima un tanto incómodo.  Todo el mundo quiere comprender la pintura. ¿Por qué no intentan comprender el canto de los pájaros? ¿Por qué a la gente le gusta una noche, una flor, todas las cosas que rodean al hombre sin tratar de comprenderlas? En el caso de la pintura, en cambio, se quiere comprender. Que comprendan sobre todo que el artista obra por necesidad (...) Quienes intentan interpretar un cuadro, casi siempre se equivocan" [4] .

         
          "No, la pintura no está hecha para decorar apartamentos, es un instrumento de guerra ofensiva y defensiva contra el enemigo.[5]

“No voy a dejar de decir lo que pienso porque a los demás les vaya a caer mal”. [6]

 "Picasso es un corazón puesto en las telas." (...)"He recibido el choque de la obra como si fuera el mensaje de otro planeta. Su violencia me dejaba estupefacto, me petrifico y me dejo sumido en un estado de ansiedad que nunca había experimentado... (pero) no me comunicaba ninguna información sobre la guerra de España". [7]



Epilogo del Cuento - Haciéndole caso a Picasso me acerco al  rio "Guadalete" [8] que lo tengo a un paso, bebo de sus aguas y pierdo la memoria y miro el Guernica. Primero no conozco esa palabra, no sé porque ese título. Observo y veo un toro, un caballo herido y gente que corren despavoridas. Supongo que debían ser denoche, la luz está encendida, individuos que estaban paseando tranquilamente cuando de pronto aparece un toro, hiere a un caballo blanco como el de Santiago y mata a un niño que lleva su madre entre los brazos, hay un muerto en el suelo con una espada rota, quizás quiso deshacerse del animal con ella y ha sido corneado, también otra mujer lleva las nalgas al aire y huye, el cornúpeta le ha roto el vestido y para colmo arde la casa de un vecino. El que ha pintado esto ha descrito una terrible y sobrecogedora tragedia fatal, es un espanto estoy conmovido y lleno de ansiedad. Alguien se acerca y le pregunto: ¿qué ha pasado aquí? -Es la guerra, un bombardeo. Me quedo pasmado, no puede ser no veo guerra ni bombas por ninguna parte. Este tipo me ha querido tomar el pelo. Fin


"Es una tremenda imagen de atrocidades que pondría los pelos de puntas si uno se las encontrara en la vida real. (...) y en última instancia tan poco realista que llega a ser tan abstracta como la más abstracta de las pinturas." [9] 


"Un día del invierno de1944-45 cuando la ofensiva de los alemanes en Las Ardenas se hizo particularmente amenazadora. Cenando Picasso con Cocteau, este le pregunta: Si volvieran los alemanes aquí, ¿qué les ibas a decir ahora que te has inscrito en el Partido Comunista? Pablo lo piensa un instante, guiña los ojos con sonrisa maliciosa y responde: Pues mira Jean les diría; ¡pero no ven ustedes que todo fue una broma!" [10]

Y así empieza la polémica, ya pasado 73 años, continua y continuara
Jerome Seckler veterano de guerra, pintor amateur y también periodista aficionado  consiguió de Picasso una entrevista. Sería porque no era un profesional de una cosa ni  de otra, o porque era comunista americano, le confiesa a Picasso diciéndole que lo suyo era trabajar la madera, pero si conseguía entrevistarle se la publicarían en "New Masses" Sería porque le cayó bien esta sinceridad o el individuo lo cierto es que Picasso se destapó mucho con el capote. Entrevista "de una auténtica conversación espontanea y se percibe la preocupación del pintor por aclarar su propia verdad". [11]
Entrevista famosa, y muy divulgada de la que transfiero algunos fragmentos [12]
Seckler muy incisivo en sus preguntas veía simbolismo por todas partes, que a Picasso le empezó a molestar porque no le gustaba entrar en terreno peligroso para él.
"Picasso quiso saber entonces si yo era escritor. Le dije la verdad: no lo era, nunca antes había escrito. Trabajaba la madera por vocación, y también era pintor, pero únicamente como distracción, porque de algo tenía que vivir. Picasso se echó a reír" (...)"Le comenté que en Nueva York habíamos discutido su obra con frecuencia, especialmente el Guernica Le hablé de lo que representaban el toro, el caballo, las manos con las antorchas, etcétera, así como el origen de los símbolos en la mitología española. Mientras yo me explayaba, él asentía con la cabeza."
-Sí, el toro ahí representa la brutalidad; el caballo, al pueblo -confirmó-. En esos casos he recurrido al simbolismo, pero no en los otros.
Cuando Seckler  le dice: " El toro, opinaba yo, no podía ser otra cosa que la imagen del fascismo;"
Picasso lo deniega violentamente
"-No, -respondió Picasso-. El toro no es el fascismo, aunque sí la brutalidad y la oscuridad..(...) -Mi trabajo no es simbólico -me respondió-. Sólo el Guernica lo es, pero en ese caso se trata de una alegoría. Por eso recurrí al caballo, al toro y demás. Esa obra busca la expresión y la solución de un problema, y ése es el motivo de que emplease el simbolismo.(...) Si alguien desease expresar la guerra tal vez lo más elegante y literario fuera dibujar un arco y una flecha, porque es una imagen estéticamente atractiva. ¡Yo, en cambio, si quisiera representar la guerra emplearía una ametralladora! Ahora es el momento, en este periodo de cambios y revolución, de pintar de manera revolucionaria y no como antes. Entonces me miró directamente a los ojos y me preguntó: - Vous me croirez? (...)
¿Por qué pinta de un modo tan difícil de comprender para la gente? -le pregunté.
-Pinto así -me respondió- porque mi pintura es fruto de mi pensamiento. He trabajado durante años para obtener este resultado y si diese un paso atrás (mientras hablaba, retrocedió un paso) sería una ofensa al pueblo (la palabra francesa fue "offense"), porque lo que hago es coherente con mi pensamiento. No puedo emplear recursos convencionales sólo para darme la satisfacción de ser comprendido. No quiero descender a un nivel inferior.

"Pese a las declaraciones del pintor a Jerome Seckler  en 1945-de las que se desdijo dos años después- de que en el Guernica el toro simboliza la brutalidad (interpretación que recoge Arnheim), la imagen sigue siendo ambigua. En obras anteriores, como la Minotauromaquia (1935), inmediato precedente del Guernica, y en los grabados Sueño y mentira de Franco (1937), el toro aparece representado como símbolo de la fuerza noble y justiciera. La interpretación de Larrea va en este sentido y ve al toro como la encarnación del pueblo." [13] 

Larrea dice: "el caballo puede ser la imagen de la España fascista que pisa al guerrero, o un símbolo de dolor y agonía, víctima pasiva de las corridas de toros (como lo ve Arnheim, para quien el caballo es la víctima propiciatoria, el pueblo)." [14]


Desde la exposición de mural en el pabellón ha habido diferentes interpretaciones sobre cualquier figura de la obra que prácticamente todas habían sido  utilizadas en sus anteriores pinturas, asombra la cantidad de simbolismos que le han dado han cada una de ellas, el problema de las elucidaciones es total.
    
Todas las interpretaciones pueden ser factibles, ya que Picasso quiere expresar la disgregación del mundo víctima de los horrores de la guerra, y por ello se sirve de ambivalencias. Todos son suposiciones Picasso dice un día una cosa y al poco tiempo la contraria, alimentaba la confusión, se cerraba -"hombre-candado"- para no dar ninguna pista. Algunas cosas eran tan contradictorias con sus significados que no podían ser creíbles.

Durante la ocupación alemana de París, Picasso respondió con amargura a Otto Abentz, francófilo embajador alemán en Francia, que le hablaban del Guernica: “No fue obra mía, sino de ustedes”.


Según declaraciones del propio Picasso realizada el 1947 a Alfred H. Barr Jr., a través de Kahnweiler, “este toro es un toro, este caballo es un caballo. Hay también una especie de pájaro, un polluelo o una paloma, no recuerdo bien, sobre la mesa. Este polluelo es un polluelo. Sí, claro, los símbolos… Pero no es preciso que el pintor crea estos símbolos, de lo contrario sería mejor escribir de una vez lo que se quiere decir en vez de pintarlo. Es necesario que el público, los espectadores, vean en el caballo, en el toro, símbolos que interpreten como ellos quieran. Hay animales, son animales destrozados. Para mí, es todo, que el público vea lo que quiera ver”.


Hemos visto lo que el propio Picasso habla sobre el Guernica. Hay que considerar que Europa en esos momentos atravesaba una complicada situación. La sublevación de Franco apoyándose en la defensa de España contra el comunismo. El temor real o ficticio al avance de esta ideología y de la agitación revolucionaria provocó en muchos países el auge de movimientos de la extrema derecha con la implantación de dictaduras nazi-fascistizantes. Fue esta desastrosa situación la que favorecería el ascenso de políticos con ideologías extremistas que propiciaron la aparición del Nacional-Socialismo en Alemania con la llegada al poder de Adolf Hitler y el Fascismo de su aliado en Italia Benito Mussolini

"El que la época haya suscitado una obra como el Guernica expresando con el corazón y la mano de uno de nosotros el espanto de todos, permite esperar que el mundo no se ha perdido del todo ¿Ha encontrado jamás la protesta de un portavoz más conmovedor? El compromiso es total, pues acusa, interroga y condena: la escritura de la cólera y la tonalidad de ceniza, de hierro fundido y de polvo cubre la ruina, la destrucción, el estallido de todos los valores." [15]




Paul Eluard, escribió un penetrante poema que reproduzco "La victoria de Guernica" y que tradujo Larrea  "A la izquierda y enfrente del Guernica había un gran mural fotográfico del poeta Federico  García Lorca", [16] con unos fotomontajes regionales donde  podía leerse unos versos del poema «Romance de la Guardia Civil»  yo como jerezano reproduzco.

¡Oh ciudad de los gitanos!
¿Quién te vio y no te recuerda?
Ciudad de dolor y almizcle,
con las torres de canela.



[1]Tanto Larrea como Bergamín dijeron ser los autores intelectuales del Guernica. Otra cosa es que Picasso les hiciera caso
[2] Larrea Juan  EL PAIS - 31/12/1977 entrevista de Santiago Amon
[3] Amón, Santiago.  ¿conferencia?, Una Pintura :El Guernica 21 de Agosto de 1987.
[4] No sé ni cuándo ni donde hizo estas declaraciones
[5] Escrito del Picasso por una entrevista de Simone Téry (1897-1967), en Les Lettres françaises, "Picasso no es un oficial del ejército francés" donde escribió: Nada en su pintura aparecía como "instrumento de guerra"  24 de marzo de 1945
[6] Picasso
[7] Claude Roy, lo escribió en 1937, tenía 22 años. Recogido por Pierre Cabanne Op, cit.pags. 17 y 22
[8] El Guadalete pasa por Jerez, donde resido. Lete o Leteo en griego ‘olvido’ u ‘ocultación’ es uno de los ríos de Hades. Beber de sus aguas provocaba un olvido completo. Era el nombre que le dieron los griegos  que tuvieron centros de comercio junto a este río desde unos 600 años A,C.,los árabes  conserva el nombre con el apelativo Guada
[9] Myfanwy Evans The painter's object. (1937) Facsímil editado por Ayer Co Pub; Ingles
[10] Cabanne, P. Op.cit, pág.172
[11] Cabanne, P. Op.cit, pág. 163
[12] The New Masses (1926 - 1948) fue una revista de los marxistas americanos, publicación editada por Walt Carmon. La entrevista se publico con el título de "Picasso explains" el 13 de marzo de 1945
[13] Citado por Josep Palau i Fabre: OP.cit.
[14] Campàs Montaner  lo cita en "La desconstrucción del mito clásico en el Guernica de Picasso"
[15] Delevoy Robert L. "Dimensiones del siglo XX" Skira 1965
[16] H.B. Chipp Op.cit.

VIII - Los postscriptos

Durante estos ultimas días después del día 20 y hasta el mismo día 4 de junio que traslada el cuadro al Pabellón, hace una serie de estudios sobre todo cabezas de mujeres llorando que tienen poco que ver con el cuadro, en su mayoría muy expresionistas con mucho color. Los colores del cuadro a estas altura del proceso estaban decididos Yo pienso que mientras meditaba sobre la obra hacia estos dibujos. El decía: "cuando llegue la inspiración que me  coja pintando" No es posible comprender que el mismo día que trasladaban el cuadro ya finalizado siguiera haciendo estudios. ¿Por qué? ¿Por qué esa preocupación de ponerles fechas a todos los estudios? ¿Y porque no existe ninguna prueba que haga referencia a la escena clásica, que creo que he demostrado que existió y es por lo que hago este trabajo?


               Oleo, 22/06/1937.                                        Grabado, (1ª) 02/07/1937                    Grabado (2ª)  02/07/1937            


Una vez terminado el mural y llevado al pabellón siguió trabajando en la obra aunque fuera indirectamente por su espíritu obsesivo, no daba nunca una obra por terminada. Había hecho 45 estudios (que sepamos, pues estos fueron los que entrego con la pintura, ¿estarían todos? Lo dudo)  durante la realización del cuadro, una vez colgada siguió haciendo estudios, dibujos, pinturas y grabados desde el 8 de junio hasta 17 de octubre, 15 trabajos en total, siguiendo la temática de la obra sobre todo de mujeres histéricas llorando, mordiendo pañuelos y desgarradas por el dolor.[1].


Tinta, 04/07/1937                        Tinta y grafito 06/07/1937                    Tinta y oleo, 13/10/1937

Curioso pero muy picassiano la 1ª 4ª y 5ª mujer miran a la izquierda al contrario del Mantegna, y la 2ª y 3ª  a la derecha pero lo grabó en la plancha igual y la estampacion sale invertida. La 6ª y 7ª hacia la derecha pero las relizó tre meses despues.
Decidió que estos "postscriptos"  fuesen inseparables del El Guernica por tanto debieran permanecer siempre junto al cuadro.[2]

            Pietá Mantegna, fagmento. Cabeza de mujer llorando con pañuelo.  17 de octubre de 1937 el ultimo de los "postscriptos" del "Guernica" una verdadera obra maestra.
        
 "La obra de Picasso remitía a La Pietá de Mantegna y a la del  Maestro de Aviñón, al Apocalipsis del Beato de Liébana y a las pinturas rupestres del Paleolítico. En las variaciones de la mujer que llora con la boca abierta en una mueca de dolor aparecían los rastros de lágrimas y el paño apretado contra los ojos que pintaban los maestros del siglo XV," [3]




            Weeping Woman. Otra versión de la serie de "Mujer que llora".  Es Dora Maar, que Picasso la hizo llorar  hasta volverla loca. Algunos de sus biógrafos dicen que es la mujer del quinqué del Guernica. Yo no he conseguido ningún dato fiable de ello.

Picasso. "Una vez comento con André Malraux en 1945:-Dora no ha sido para mí sino la mujer que llora. Eso es importante, porque las mujeres son maquinas de sufrir..." [4]




[1] Pinta muchas más mujeres llorado en esta época que no incluye en el legado
[2] En los años 1969 - 1970 El director General de Bellas Artes, inolvidable Florentino Pérez Enbid, gran gestor, lo sé porque yo trabaje a sus órdenes, intento un acercamiento con Picasso y la traída del Guernica con la aprobación del Dictador. La noticia salto a la prensa nacional y extranjera. Por este motivo Picasso escribió una extensa carta a su abogado Roland Dumas y destinada al MOMA, Ente mucha cosas decía: "El cuadro conocido bajo el nombre de Guernica fue confiado al Museo de  Arte Moderno de Nueva York (por Picasso) en 1939 así como los estudios y dibujos relacionado con él que no pueden ser separado de la obra Principal".
[3] Piedrahita Lucrecia, "El Guernica como rehén político".                                                                                                            
[4] Cabanne. Op,cit. pág 108  recogido de La Tête d'obsidienne de Malraux 1974.